«En los mismos ríos entramos y no entramos, [pues] somos y no somos [los mismos]»
Heráclito.

Un rato de Buenos Aires, los caminos diarios, el efecto de levantar la vista y el teléfono con su pequeño ojo. Sabiendo que nada vuelve a verse igual,  preferí quedármelo en blanco y negro…